28 noviembre, 2021

CUANDO COMEMOS PICANTE ¿NOS ENCHILAMOS DE VERDAD?

Los chiles contienen una sustancia química que engaña a nuestro cerebro.

Cuando comemos picante sentimos ardor picazón y mucho calor en nuestra lengua, labios, encías y garganta, incluso nos salen lagrimas del ardor al comer picante pero ¿Qué pasaría si te dijera que esa sensación de ardor y dolor es un engaño?

Los chiles contienen una sustancia química  llamada capsaicina que engaña a nuestro cerebro para que creas que tu boca está ardiendo o experimentando cantidades excesivas de calor.

La capsaicina se une a los receptores del dolor en nuestros nervios llamados TRPV1 que reaccionan al calor enviando señales de advertencia al cerebro, como la capsaicina hace que TRPV1 envíe esas mismas señales, reaccionas como si hubiera algo caliente en tu boca. Pero, esa sensación de ardor es mental, no física.

Entonces tu cuerpo trata de refrescarse, comienzas a sudar y las lágrimas escurren, esta es la manera en que tu cuerpo elimina la “Amenaza”.

Esto se le llama dolor falso porque aunque lo sientas no te causa daño físico, todo  es un engaño de tu cerebro para que te alejes de las cosas picantes.